|

15 – 08

1 Leave a comment on paragraph 1 0 Carretera N-340 es también una pieza escénica que hoy tomaría esta forma:
Una proyección ocupa todo el fondo del teatro. Un coche en movimiento y al fondo el mar mediterráneo. Suena en la radio la canción de Heroes de Måns Zelmerlöw, ganador de Eurovision 2015.
El teatro, poco a poco empieza a vibrar.
Aparece un humo espeso y del escenario emergen (venidas desde lo más profundo del abismo) una superheroina y dos superhéroes.
Ella dice: yo soy el presente.
Uno de ellos dice: yo soy el futuro.
El otro dice: yo soy el pasado.
Cantan la canción de Måns Zelmerlöw rodeados de humo: “we are the heroes of our time, but we’re dancing with the demons in our minds”
Poco a poco se disipa el humo y la canción termina.
Largo silencio donde el presente, el pasado y el futuro, respiran juntos.
Cada uno de ellos empieza a emitir un sonido jamás antes escuchado. Cada uno el suyo. Diferentes. Pero poco a poco esos sonidos se transforman en una única vibración que es la que emite el universo al expandirse.
En un momento determinado, paran.
Dan las gracias y se van.

Page 36

Fuente:http://sincroniasalioli.com/cuaderno_bitacora/?page_id=577