|

13 – 08

1 Leave a comment on paragraph 1 0 Carretera N-340 es también una pieza escénica que hoy tomaría esta forma:
Entra Didi-Huberman y nos explica con calma los primeros capítulos de su libro “La imagen superviviente” porque sabemos que encierran un misterio importante para nosotros, pero no llegamos a entenderlo del todo al leerlos.
Didi-Huberman hace mutis por el foro.
Las tres performers se sientan, cierran los ojos e intentan contar todos los recuerdos del viaje por la carretera N-340 que tienen que ver con el agua en sus múltiples formas. Aparece el agua salada, el agua dulce, el agua fría, el agua mineral, la niebla, la nube, la falta de agua, las aguas subterráneas, el sudor, las lágrimas, la saliva, el agua que riega los campos de golf, el agua ignorada, las fronteras del agua, el agua del cubo de la fregona, el agua desbordada, el túnel de lavado, el agua quieta, el agua en movimiento.
Se hace un gazpacho para todos. Se bebe, si se quiere.
Y casualmente comienza una tormenta increíble en la calle y salimos todos corriendo, arrebatados, a empaparnos de lluvia.

Page 34

Fuente:http://sincroniasalioli.com/cuaderno_bitacora/?page_id=569